Miniatura de ciprés, en tono verde claro, con una altura aproximada de 6 cm. es un complemento indispensable para el belén o maqueta, consiguiendo mayor realismo en las escenas, ya que es un detalle que aporta autenticidad a la composición.