Después de meses de montaje, construcción de edificios, elección del paisaje, instalación de complementos y creación de elementos como una hoguera realista, una coqueta noria sobre el río o un cielo estrellado con fibra óptica, puede haber un elemento del pesebre que no termine de convencerte… ¿cuál es el tamaño ideal de las figuras del belén?

Veamos algunas pautas y consejos para elegir el tamaño de las figuras en función de la superficie de tu belén o de los complementos y accesorios escogidos. Aunque, como en otros tantos aspectos del pesebre, nosotros lo tenemos claro: lo importante es la ilusión…

 

 

Criterios a la hora de elegir el tamaño de las figuras del belén

Es evidente que un belén tendrá mejor aspecto visual con una buena aplicación de la escala correspondiente, tanto en lo que se refiere a los elementos decorativos o paisajísticos del pesebre como a sus construcciones o accesorios. Y, cómo no, en lo que concierne a la proporción y tamaño de las figuras.

Pero… ¿qué tamaño es el ideal? Bajo nuestro punto de vista, debemos considerar varios factores:

  • El número de escenas que quieres representar. Si solo vas a instalar el Nacimiento, puedes optar por figuras de mayor tamaño, pues será el único motivo de tu belén. Si, por el contrario, vas a representar distintas escenas y personajes, tendrás que optar por figuras de menor tamaño, para que entren todas y no quede muy abarrotado.
  • Las dimensiones del belén; sobre todo el fondo. Más allá de un metro de profundidad es recomendable emplear figuras de distinto tamaño para crear la perspectiva. Aquí lo importante será la altura de las figuras en primer plano; de ahí vas bajando en tamaño a medida que nos desplazamos hacia el fondo.
  • Las figuras y complementos que ya tengamos. Salvo que queramos empezar de cero, debemos ver qué tamaños diferentes disponemos ya en nuestra colección para completarla en función a aquellas.
  • El precio. Quizá sea lo primero que debas plantearte, apostar por grandes figuras requiere de una inversión importante, ahora y en las ampliaciones futuras.

En controladores.net entontrarás figuras y complementos de diferentes tamaños para tu belén

Trabajando escalas y proporciones en las figuras del belén

A partir de lo anterior, y teniendo en cuenta que la altura media de una persona puede rondar entre los 170 y 175 centímetros, escogeremos el tamaño de las figuras que irán en primer plano. Pongamos que decidimos trabajar con un primer plano de 12 centímetros y un segundo plano con figuras de 7 o 9 cm. Pero… ¿qué tamaño escoger para las construcciones o los animales?

Conociendo las medidas reales de las cosas, en nuestro belén podemos hacer una sencilla regla de 3. Por ejemplo, para el primer plano, si para una persona 170 cm. corresponden a 12 cm.; una oveja de 65 cm. tendrá que representarse en una pieza de belén de 4,5 cm.

Con la misma fórmula, una casa de 2 plantas debería medir en nuestro belén alrededor de 35 centímetros; un cobertizo, 15 cm.; un puesto del mercado, entre 6 y 12; un olivo, entre 25 y 30; y así con el resto de figuras. A medida que nos alejamos de ese primer plano, reduciremos el tamaño de las figuras y aplicaremos la misma escala a los complementos que se encuentren en su mismo plano.

Más allá de la escala o la proporción, si eres de los que realiza sus propias construcciones o complementos, debes ser consecuente con la realidad. Suele ocurrir que colocamos ríos o puentes demasiado estrechos, cuando los reales deben permitir el cruce de al menos dos personas o de un carruaje. O que ponemos barandillas o pretiles muy bajos, que no impedirían la caída de una persona. O que calculamos mal el tamaño de figuras de escaso tamaño en la realidad como fruta, huevos, roedores, pequeñas plantas… que acompañando a figuras humanas de 12 centímetros no deberían sobrepasar los 0,5 cm.

Detalle de figuras y complementos del Belén de San Juan de Dios en Córdoba (2016), con un gran trabajo en cuanto a la escala

Parece un asunto baladí, pero si quieres que tu belén destaque por su calidad artística, la proporción es una característica que debes trabajar bien. En cualquier caso, sabemos que el sentido común hará gran parte de este trabajo…

Y tú, ¿eres muy escrupuloso con el tamaño de las figuras del belén?