Belenes de Cracovia

Los belenes de Cracovia han sido declarados recientemente patrimonio cultural inmaterial por la Unesco.

La belenista es una tradición que le debemos a San Francisco de Asís. Durante la época de la Navidad, el santo utilizando animales vivos y parajes naturales, escenificaba el misterio del nacimiento del niño Jesús.

Belén de Cracovia

Pincha para ampliar

La “moda” se extendió pronto por toda Europa con modificaciones. Se empezaron a crear belenes en forma de pequeñas escenas transportables para poder llegar mejor a la gente. Este sistema se siguió durante siglos también en Polonia, y concretamente en Cracovia, que era entonces la capital del país.

Es ya a mediados del s. XIX cuando los belenes de Cracovia empiezan a adquirir su actual aspecto. El otoño y el invierno eran épocas de poco trabajo en la construcción y los trabajadores pasaban el tiempo libre construyendo pequeñas maquetas de los edificios. Por lo tanto, estos belenes tienen como protagonista la arquitectura de la zona y sus tradiciones.

Cada año el primer jueves de diciembre tiene lugar el tradicional encuentro de artistas, en el monumento Adam Mickiewicz en la Plaza Principal de Cracovia. A el acuden además, periodistas y cientos de personas, que se reúnen para ver los belenes inscritos en el concurso.